Pedagogía de la Conciencia Crítica

Pedagogía de la Conciencia Crítica

En esta sesión continuamos con un tema ya tratado en una asamblea anterior. En dicha sesión establecimos un marco teórico general de nuestro papel como educadores/as de conciencias críticas. Se trata ahora de aterrizar en la práctica para compartir experiencias, recursos, propuestas… que nos ayuden en nuestro trabajo cotidiano.

Empezamos cuestionando nuestra actual función de transmitir conocimientos y como hemos fracasado en ello frente a las NTIC´s y Mass Media. Ello nos lleva a una función del educador más enfocada a crear conciencias críticas destinadas a realizar una lectura analítica de esa información que “procesamos”, saber ubicarla en un contexto real y saber ubicarnos como personas en dicho contexto.

Identificamos un primer nivel de complejidad al reconocer que nuestra acción educadora se ve limitada únicamente a nuestro trabajo directo con los educandos en un horario limitado. Sin embargo creemos que para educar realmente a todo el conjunto de educandos en una conciencia crítica necesitamos desarrollar una acción conjunta con tod@s l@s compañer@s del centro, que la organización e institución escolar comparta los mismos objetivos. Además se educa una conciencia crítica para poder posicionarse e interactuar dentro del mundo real, por tanto también debemos tener en cuenta el entorno, el barrio, el mundo fuera de la escuela. Teniendo esto en cuenta son tres los grandes ámbitos donde desarrollar nuestra acción educadora: en nuestro horario con el grupo de educandos, en la institución escolar como organización y la relación con l@s compañer@s educadores/as y, por último, nuestro posicionamiento en el mundo.

Creemos que a través de esos ámbitos y nuestra acción en ellos constituyen el primer paso para despertar conciencias críticas. Por tanto entendemos la coherencia como un elemento inseparable de la conciencia crítica (“saber qué es el Bien y no hacerlo, es hacer el Mal”). Aterrizando en lo concreto, de cada uno de los ámbitos sacamos algunas pistas basadas en nuestras experiencias para trabajar en nuestro día a día:

  • Con respecto al trabajo con el grupo de educandos:
  • Realizar Asambleas y facilitar la palabra para trabajar determinados temas, escuchar a los educandos, pedir opinión, tomar decisiones…
  • Informarse. No sólo informar y/o ser informado, es decir asumir el protagonismo en la búsqueda e interpretación de la información. Elegir en que fuentes buscamos.
  • Realizar una lectura crítica de dicha información.
  • Ser un referente, predicar con el ejemplo y creérselo. No podemos despertar conciencias críticas si no somos critic@s.
  • Delegar responsabilidades al grupo.
  • Generar y/o aprovechar conflictos buscando el protagonismo en la resolución del mismo de los educandos.
  • Llevar a cabo una estructura horizontal. Por ejemplo: si realizamos una votación que nuestro voto o palabra no valga más.
  • Realizar trabajos en grupo.
  • Contextualizar los contenidos a partir del entorno.
  • Con respecto a la institución, la organización y los compañer@s educadores/as:

Uno de los mayores problemas al que acudimos es que creemos estar sol@s, que nuestr@s compañer@s no comparten motivaciones y objetivos… es más, que a veces son una traba y parte del problema. Sin entrar en muchos detalles y reconociendo que aún nos quedó por profundizar sobre este tema algunos aportes fueron:

  • Trabajar con las familias. Por ejemplo realizar reuniones o sesiones para hablar de cómo tratar problemas comunes en sus hij@s.
  • Realizar un acompañamiento a l@s nuev@s compañer@s.
  • Recoger y sistematizar nuestro trabajo. Que haya una constancia de ello de forma que perdure y pueda ser transferible para que no estemos continuamente “reiventando la rueda”.
  • Con respecto a nuestro posicionamiento en el mundo:
  • Ser coherentes, llevar a la práctica nuestra supuesta conciencia crítica en todos los ámbitos de la realidad.
  • Relacionarnos y juntarnos con más gente. No dejar de aprender de otr@s, enriquecernos con otras opiniones, puntos de vista, experiencias… Por ejemplo, este colectivo.
  • Contrastar la información que nos llega y hacer una lectura crítica de la misma.
  • Ser humildes, ser crític@ es también ser autocrític@.
  • No permitir que las excusas, que muchas veces nosotros mismos nos ponemos, justifican la pasividad y falta de acción.

Materiales de la Sesión / Anexos:

10 Estrategias de Manipulacicon – Chomsky
Somos Idiotas

Anuncios

2 comentarios en “Pedagogía de la Conciencia Crítica

  1. Creo que las ideas y acciones sugerentes con miras a desarrollar la conciencia critica son pertinentes.
    Me gustaria ser parte de ese esfuerzo para aprender y aportar con mi experiencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s