Ensayo Historiográfico sobre la formación del profesorado (1970-2014)

Extraído de la introducción del ensayo de Manuel Menor:

icono-descargarSiendo la formación del profesorado una pieza clave para el éxito de cualquier proyecto de cambio educativo, cabe preguntarse en qué medida y de qué modo las sucesivas leyes educativas habidas en estos últimos 43 años han contribuido a desarrollar la formación que tienen actualmente los profesores, encargados de desarrollarlas, y cuáles sean sus características dominantes en los niveles educativos que conforman el sistema educativo escolar.

De este modo, podremos acotar qué carencias han de ser subsanadas y, adicionalmente, subrayar la coherencia de las propuestas que entendamos pertinentes en ese sentido.

Al lado de las prescripciones normativas oficiales que se han ido sucediendo, y de algunas instituciones creadas por éstas con mayor o menor grado de éxito -tales como los ICE, los CEP o los recientes másteres-, es indispensable tener en cuenta la voluntariedad añadida de muchos trabajadores de la enseñanza para autoformarse, individual o colectivamente, porque entendían que de ese modo contribuían a una sensible mejora de su labor.

Son especialmente mencionables, ya en el contexto de creciente anquilosamiento del régimen franquista y de las enormes limitaciones de su ley más modernizadora, los distintos movimientos conocidos genéricamente como Movimientos de Renovación Pedagógica (MRP).

En un contexto de oposición política y de lucha por las libertades democráticas, confiados en que la educación era un elemento vital de transformación social, han estado en la base o en la ejecutoria de muchas de las experiencias más atractivas de estos años, como asimismo de no pocas demandas de los sindicatos docentes, renacidos para la dignificación de los enseñantes.

Más tarde, en los ochenta y noventa, muchos de los participantes en esa pugna tendrían responsabilidades políticas en la toma de decisiones. Alguna alusión habrá que hacer, en todo caso, a los cambios experimentados por la sociedad española en este tránsito. Y razonable es que se entremezclen menciones a paralelas lecturas habituales entre muchos profesores -como Cuadernos para el Diálogo, Cuadernos de Pedagogía o secciones especializadas de algunos periódicos-, que también contribuyeron lo suyo a su “formación permanente”.

Como quiera que uno de los elementos que sirve de marco al proceso que aquí se trata es el de la legislación principal que lo rige, será importante no perder de vista que los cambios legislativos no conllevan mecanicistas transformaciones en las pautas escolares que pretenden modificar. Pese a ellos persistirán a menudo culturas reticentes al cambio, bien por considerarlos cortos de alcance, bien por razones de presuntos privilegios conculcados y reproductoras siempre de acomodaticios hábitos inmovilistas.

Si se prescinde de experiencias individuales -y algunas colectivas- de gran ejemplaridad, el sistema educativo seguramente sea-–junto al judicial- de los más resistentes al cambio profundo. Cambiar es muy complejo mientras, al mismo tiempo, cada centro tiene que seguir atendiendo incansable a niños y niñas que llegan todos los días a clase.

A estas alturas -con ocho leyes escolares por medio- nadie suele pensar razonablemente que -con todas sus diferencias y con ser necesarias- cualquier ley haya cambiado de un día para otro algo sustantivo en este terreno de la formación docente. Y no hay duda de que en todos estos años -por encima de modificaciones importantes pero a menudo superficiales-, no hemos sabido articular a medio y largo plazo un plan consistente de mejora profesional continuada en el tiempo, asunto clave para cualquier afán que se precie de querer un sistema educativo consistente.

La propia pluralidad legislativa del período -más adepta a los saltos alternativos ex novo que a la sostenibilidad de un proyecto compartido, evaluable y mejorable de continuo- es la mejor prueba de esta aspiración incumplida. Ha de tomarse, pues, con cuidado la cronología de cada ley principal que aquí aparezca: no indica que la generalidad de los destinatarios de determinada norma -maestros y profesores- haya modificado las competencias profesionales que anhelara inducir; su ser administrativo en el BOE puede que tan sólo haya rozado levemente las prácticas dominantes en cada espacio escolar.

>>Descargar Ensayo Historiográfico sobre la formación del profesorado (1970-2014)<<

Índice completo:

1.- Introducción

2.- La formación del profesorado en el contexto de la LGE (1970)

2. 1.- La OCDE y los tecnócratas

2. 1. 1.- La presunta “modernidad” de la LGE

2. 1. 2.- El economicismo

2. 1. 3.- El lado aperturista

2. 2.- El continuismo

2. 2. 1.- Cifras básicas de partida

2. 2. 2.- La dualización del sistema

2. 2. 3.- La escasa dotación presupuestaria

2. 2. 4.- Los ICE y los CAP

2. 2. 5.- La consolidación de dos cuerpos docentes diferenciados

2. 2. 6.- La Universidad

2. 2. 7.- Los Institutos de EEMM.

2. 2. 8.- Hacia las aulas universitarias

2. 3.- La diversa toma de posiciones

2. 4.- La oposición política y la docencia

2. 4. 1.- Ya desde 1954-1956

2. 4. 2.- Desde dentro de las estructuras franquistas

2. 4. 3.- La oposición antifranquista y los MRP

2. 4. 4.- El Colegio de Doctores y Licenciados de Madrid

2. 4. 5.- La “Alternativa”

2. 5.- La renovación por la lectura

2.5.1.- Revistas y prensa

2.5.2.- Libros

2.5.3.- Editoriales

 3.- La formación de profesores y maestros en la Transición (1975-1982)

3.1.- La coyuntura política

3.1.1- Los Pactos de la Moncloa

3.1.2.- El art. 27 de la Constitución (y el 16)

3.2.- Signos educativos oficiales

3.2.1.- La enseñanza de la Constitución

3.2.2.- Los programas renovados de EGB

3.3.- Iniciativas de formación y estructura ministerial

3.3.1.- El FIPS: Proyecto de Formación inicial del Profesorado de Secundaria

3.3.2.- Siguen los CAP

3.3.3.- Los servicios de Orientación Escolar y Vocacional

3.3.4.- Jornadas de Profesores de Bachillerato

3.3.3.- La estructura de gestión ministerial

3.4.- En paralelo

3.4.1.- La formación inicial del profesorado en otros países europeos

3.4.2.- Los MRP

3.4.3.- Los PNN

4.- La formación inicial y permanente en la primera etapa del gobierno socialista (1982-1996)

4.1.- El programa alternativo

4.2.- La legislación contextual:

4.2.1.- La Ley de la Ciencia

4.2.2.- La LRU

4.2.3.- La LISMI

4.2.4.- La LODE

4.2.5.- La LOGSE

4.3.- Instituciones para la formación

4.3.1.- Continuismo en formación inicial

4.3.2.- La experimentación del proyecto de reforma de las EEMM

4.3.3.- Los CEP

4.3.4.- Los Centros Superiores de Formación del Profesorado

4.3.5.- La LOPEG y la CCP

4.4.- Algunas incidencias del cambio de siglo a retener en esta historia

A/ – Institutos mixtos

B/ – El sindicalismo

C/ – Comunidades autonómicas

D/ – El Primer Ciclo de ESO en los IES

E/ – Profesores del Primer Ciclo de ESO en los IES

F/ – Los Acuerdos de 1979 con el Vaticano

G/ – Los cambiantes libros de texto e inicios TIC

H/ – Autonomía de formación permanente

5.- La formación docente y las alternancias políticas (1996-2014)

5.1.- Los primeros gobiernos del PP (1996-2004)

5.1.1.- La creciente diversidad de alumnos

5.1.2.- La VI Legislatura (1996-2000)

5.1.2.1.- La etapa de Esperanza Aguirre

5.1.2.2.- Rajoy en Educación

5.1.3.- La VII Legislatura (2000-2004)

5.1.3.1.- La LOU

5.1.3.2.- La LOCFP

5.1.3.3.- La LOCE

5.1.3.4.- El TED

5.2.- La alternancia de Rodríguez Zapatero (2004- 2011)

5.2.1.- El TED de nuevo

5.2.2.- La Ley integral contra la violencia de género

5.2.3.- La LOMLOU

5.2.4.- La LOE

5.2.5.- El desarrollo legislativo de la LOE

5.2.6.- Formación inicial concordante con la LOMLOU y la LOE

5.2.7.- Las especialidades de los cuerpos docentes

5.2.8.- La formación inicial de los másteres para profesores de Secundaria

5.2.9.- Ley de Economía sostenible

5.2.10.- El “pacto educativo” que no fue y el Estatuto que tampoco

5.3.- La nueva alternativa del PP, de Mariano Rajoy (2011-2014)

5.3.1.- El guión a seguir

5.3.2.- La Ley de Estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera

5.3.3.- Las nuevas leyes educadoras

5.3.3.1.- La Ley de emprendedores

5.3.3.2.- La LOMCE

5.3.4.- Las previsiones legislativas inmediatas

5.3.4.1.- Proyecto de R.D. sobre el currículo básico (de Primaria a                                     Bachillerato.

5.3.4.2.- Proposición no de ley del Estatuto de la Función Pública Docente

5.3.4.3.- Las reformas de la Universidad

6.- A modo de conclusiones de este proceso histórico

             6.1.- Respecto a la formación inicial

6.2.- Respecto a la formación permanente

6.3.- Intereses contrapuestos y futuro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s